Cómo aportar Calcio a las Gallinas

El calcio es el componente inorgánico más abundante del esqueleto de la gallina, ayudando a su formación y mantenimiento. Además, de intervenir en otras funciones biológicas, es uno de los elementos necesarios para la producción de huevo y la calidad del cascarón.

Durante un período de un año, una gallina comercial, pone entre 280 y 290 huevos, con un peso aproximado de 60 gramos, constituyendo una pérdida considerable de calcio del cuerpo del ave, el cual se estima en 9 veces el corporal.

A la fecha, la definición de requerimientos de calcio para las gallinas en postura se ha convertido en un tema controversial. Por tal motivo, si quieres saber acerca del mismo, te invitamos a continuar leyendo nuestro post donde encontrarás la respuesta que andas buscando.

Alimento gallinas

¿Es necesario aportar calcio a las gallinas?

¿Requieren las gallinas, en su alimentación, una fuente extra de calcio, aparte del contenido en el pienso compuesto que reciben? Esta, es una pregunta que quizás te estés formulando al igual que muchas personas que se dedican a criar ponedoras en sus corrales.

Para contestar a esta interrogante, comencemos por suponer que el pienso empleado en su alimentación es el adecuado en base al tipo de gallina (blanca o de color), a su edad, a la época del año, al régimen de explotación (suelos o baterías), entre otros.

Si la duda planteada está basada en la suposición de que con un suministro de calcio se puede fortalecer la cáscara del huevo y minimizar el nivel de rotura, lo más probable es que con una ración perfectamente equilibrada y una ingesta de pienso adecuada, esta práctica sería innecesaria al no obtener la supuesta ventaja.

Aclarado lo anterior, surge una nueva interrogante al respecto. Si la ración suministrada es la correcta, la ingesta de la gallina también y la producción obtenida es la adecuada ¿debo darles calcio extra a mis gallinas?

Si bien una ingesta de calcio extra a la requerida no va a perjudicar a la ponedora y siendo los suplementos utilizados (carbonato cálcico granulado y conchillas de ostra) muy económicos, podrías escoger esta alternativa como válida.

Por otro lado, si la decisión es proporcionarles calcio extra a tus gallinas porque ya están algo viejas y haya aumento la proporción de rotura en los huevos o disminución de la producción, te recomendamos que tengas en cuenta los siguientes aspectos:

  • Que el material a utilizar, llámese carbonato o conchilla, sean de buen tamaño y no en polvo, con la finalidad de que, su disolución, en el estómago de la gallina, sea lenta.
  • Que la cantidad a suministrar no exceda de 2 o 3 gramos diarios
  • Que su ingesta se realice al atardecer ya que es el momento en que la gallina lo necesita

¿Cómo saber si mi gallina carece de calcio?

La carencia alimentaria se produce cuando la gallina no obtiene la cantidad requerida de un determinado nutriente. La escasez de minerales, específicamente la falta de calcio en el pienso puede dar origen a:

  • Debilidad ósea
  • Osteoporosis
  • Fractura de los huesos
  • Deformaciones óseas
  • Huevos de cáscara delgada o sin ella
  • Baja producción de huevos
  • Gallinas débiles
  • Retención del huevo

Mejores alimentos con calcio para las gallinas

Al igual que todos los animales, las gallinas necesitan en sus piensos carbohidratos, proteínas, grasas, minerales y vitaminas en las diferentes etapas de su vida, como puede apreciarse a continuación:

  • Desde que nacen y hasta los 3 meses, necesitan piensos que contengan gran cantidad de proteínas para su crecimiento
  • Cuando están poniendo, requieren de minerales para producir buenos huevos
  • Las aves para carne necesitan abundantes proteínas en sus piensos

Existe una gran variedad de piensos que se catalogan de acuerdo con sus nutrientes. Aquí, sólo mencionaremos aquellos que contienen calcio, necesario para la producción de huevos. Entre ellos, los siguientes:

  • El calcio se puede conseguir en la harina de hueso (huesos molidos), en las cáscaras de los huevos y en el caparazón de los mariscos que, al ser triturados, deben ser incorporado a los piensos
  • Los minerales que se obtienen por medio de las conchas de cefalópodos que son una excelente fuente de calcio

Si los huevos de tus gallinas carecen de cáscara, es blanda, o se rompen y se los comen otras aves, tu ave podría desarrollar el hábito de comérselos, lo que sería un gran problema. Para evitarlo, deben ingerir minerales suficientes que, por lo general, se obtienen de la harina de hueso o de conchas.

Algunos expertos recomiendan 4 gramos diarios de calcio por ave. Lo más recomendable es el grit, o conchilla de ostra. Sin embargo, este producto tiene un alto costo en el mercado y, además, se hace dificultoso conseguirlo, por lo cual lo puedes sustituir por otro.

El otro producto recomendado es el carbonato cálcico en molienda grosera. Se lo puedes dar a tus gallinas independientemente del pienso. Con él podrás aumentar la producción de huevos y la dureza de las cáscaras, además, de contribuir a que tus aves sean capaces de regular sus necesidades de calcio.

El carbonato cálcico debe ser suministrado al atardecer, ya que es la hora en que se inicia la formación del huevo. Para ello, debes utilizar una tolva distinta a la del pienso con el cual alimentas a tus gallinas. Aquí, te dejamos una fórmula:

Para 100 Kg de pienso

Carbonato cálcico9 kg
Fosfato bicálcico2 kg
Bicarbonato sódico1 kg
Cloruro sódico0,3 kg

La opción de comprar calcio para las gallinas

A la hora de comprar calcio para tus gallinas, lo podrás encontrar en distintas variedades y presentaciones. Las formas más comunes de aportarlo a la dieta de tus aves se encuentran en:

  • Conchas de ostra
  • Calcio granulado
  • Alimentos con calcio

Las conchas de ostra o conchillas

Adquiere conchas de ostra (conchillas). Están especialmente indicadas para mejorar la puesta, la calidad del huevo y, gracias a su alto contenido de minerales, corrige y previene las carencias nutricionales, evitando la descalcificación ósea de tus gallinas. También, aumenta el apetito y favorece la digestión.

El grit facilita la trituración del grano en la molleja. Puedes emplear ½ cucharadita por cada 2 kg de pienso mezclado con el alimento. Debes administrarlo durante todo el año, especialmente en la época de postura.

Otra manera es adquirir conchas de ostra crudas. En este caso, las debes hornear a 120º C durante 10 minutos así, acabarás con cualquier hongo o bacteria. Luego, rómpelas en trozos pequeños, que sean comestibles, para lo cual puedes emplear un martillo o un procesador de alimentos, preferiblemente.

Finalmente, alimenta a tus gallinas ponedoras (mayores de 18 semanas), colocando los trozos en un lugar accesible, es decir, en un comedero dentro del corral. También, puedes emplear cáscaras de huevo, las cuales debes hornear previamente para esterilizarlas y después mezclarlas con las conchas de ostras.

Conchas de ostras

Carbonato cálcico

Por otra parte, puedes comprar en el mercado, carbonato cálcico (CaCO3) como la principal fuente de calcio (Ca) empleada en la alimentación de tus gallinas. El mismo se obtiene de la piedra caliza, luego de haber sido secada y triturada a distintas granulometrías.

El carbonato cálcico (CaCO3) contiene cantidades variables de minerales como magnesio (Mg) y hierro (Fe). Viene en presentaciones en forma de polvo, sémola o piedra gruesa. Es especial para gallinas ponedoras después de las 40 semanas. Puedes emplear entre 2 y 4 gramos por ave alojada.

Alimentos con calcio

Si tus gallinas reciben piensos en harina, lo más recomendable es que entre un 30% y 50% del carbonato cálcico (CaCo3) sea en forma granular (sémola o piedra). El calcio granulado mejora la textura del pienso, la calidad de las cáscaras y contribuye a aumentar el tiempo de retención en la molleja.

Compartir Artículo
CONTENIDO RELACIONADO

Deja un comentario