Cómo hacer un Corral para Gallinas

La producción de aves se ha convertido en una gran opción financiera por ello la avicultura tiene más popularidad incluso que la producción porcina y bovina, pues los resultados se ven en muy corto tiempo. Para ello se han ideado variados métodos para la construcción de corrales para gallinas, con el fin de criarlas y comercializarlas.

Los corrales pueden construirse de diferentes dimensiones, dependiendo del propósito que se tenga. Puede hacerse desde un corral casero hasta corrales para grandes extensiones de terreno.

Los materiales son diversos, pasto, jaragua o incluso palma, madera, adobe, varas de tigüilote, caña de bambú, escombros, plástico y láminas de zinc.

Siempre se construyen pensando que las gallinas no se escapen o que sea violentado el corral para robarlas e incluso que otros animales atenten contra ellas. El sitio debe ser de adecuada temperatura donde las gallinas estén bien resguardadas de las lluvias.

En el corral deben colocarse los comederos, bebederos y nidales para que ellas estén muy cómodas para poner sus huevos, incubarlos y esperar el nacimiento de los polluelos.

Si deseas saber cómo hacer un corral para gallos y gallinas sigue leyendo este post

Cómo hacer un Corral para Gallinas 1

Cómo hacer un corral para gallinas fácil

Son muchas las recomendaciones que debes seguir al pie de la letra para que tu corral realmente sea apto para la producción de tus gallinas, veamos algunos aspectos fundamentales para ello.

  • Lo primero es buscar la dirección perfecta para construirlo. Debe estar de este a oeste y la razón de ello es para que los rayos del sol de las primeras horas del día, que son menos intensos, entren a corral.
  • Es sumamente importante cuidar cambios de temperatura, por lo que se recomienda tapar todos los huecos y/o hoyos en las paredes
  • Este espacio debe ser seco y muy ventilado
  • Su drenaje ha de ser también óptimo, evitando el exceso de humedad.

Detalles que no deben faltar en el corral para gallinas

La limpieza debe ser diaria retirando las deyecciones de las gallinas. La desinfección del suelo se hace con cenizas.

No se recomienda tirar al suelo los granos de sorgo para alimentar a las gallinas, pues estarían comiendo alimento sucio que podría ocasionarles enfermedades. Por ende usar un comedero comercial o artesanal es esencial. Ellos deben colocarse a la altura del pecho de las gallinas y el de los pollitos debe estar en montoncitos en el centro del comedero.

El bebedero es una pieza fundamental pues en él no solo se coloca el agua, sino también las dosis de medicamentos que eventualmente deba suministrárseles.

Dentro del corral deben estar los nidales y cada nido debe ser para 4 0 5 gallinas. El nidal debe estar un poco en penumbras y su cama debe ser bastante absorbente, para ello se puede usar hojas secas que pueden ser de tabaco para de una vez contrarrestar los parásitos, trozos de madera o cascaras de arroz

Este elemento del corral debe estar ubicado entre 80 y 100 cm del suelo.

Otro elemento clave son las perchas las cuales son para el descanso de las gallinas, en ellas se sujetan mientras duermen.

Por último las bañeras. A las gallinas les gusta bañarse con tierra, para ello hay que colocar cajones llenos de escombros de madera ligados con tierra seca y fina que haya sido revuelta previamente con cenizas, tabaco en hojas muy trituradas o madero negro.

Cómo hacer un corral para gallinas casero avanzado

Emprender en el negocio de las gallinas es todo un reto, pero si ya has tomado la decisión entonces no queda más que averiguar cómo hacer un corral para gallinas casero y avanzado. Y para ello, se desarrollaran los siguientes pasos:

  1. Ubica el gallinero: se lee sencillo pero no lo es, ya que este detalle es fundamental porque es ahí donde habitaran las gallinas para pueda extenderse cómodamente. Así, que preferiblemente debe hallarse en un lugar donde reciba directamente la luz del sol.
  2. El tamaño del gallinero: esto dependerá de la ubicación y sobretodo de la cantidad de gallinas a colocar, por ejemplo, 15 gallinas caben en un espacio de m2. Aunque, si no hay seguridad, poco a poco pueden incluirse 4 gallinas y medir el espacio donde estarán y a la vez los huevos con la intención de que no salgan lastimados.
  • Ahora, para medidas exactas es recomendable colocar al menos 3 aves en un espacio de 150 cm x 112 cm x 125 cm si se planea tener más de 5 aves por gallinero, entonces es preferible que sea de 225 cm x 95 cm x 151 cm.
  1. Construcción del gallinero: ahora ¡manos a la obra! Coloca todo cuidadosamente y une los marcos inferiores, luego los laterales y posteriormente los marcos que apoyan. Para lograrlo usa pegamento especial para madera y además, un taladro para los tornillos y los clavos.
  • Seguidamente, coloca la malla con grapas iniciando preferiblemente desde las esquinas hasta cubrir todo el corral, dejando como espacio la puerta. Luego, ocúpate de la tapa del gallinero con bisagras, grapas, tornillos y clavos para que quede totalmente fijo.
  1. Instala posaderas en el gallinero: estas cumplen una función importante. Sirven para la salud de las gallinas, y además, del bienestar, debido a que forman parte de un método efectivo para evitar que se estresen a un nivel en el que puedan sentirse perturbadas.
  • Utiliza un tronco largo y mediano de grosor para instalarlo de extremo a extremo del gallinero. Esto es para que puedan descansar plácidamente.
  1. La construcción de los nidos: este es un paso importante, ya que es ahí donde las gallinas ponen sus huevos. Estos, deben estar colocados de la siguiente manera, uno cada cuatro gallinas buscando que ellas mismas se roten y no se conviertan en gallinas cluecas.
CONTENIDO RELACIONADO

Deja un comentario