Galinas Criollas

En este post te presentaremos a las gallinas criollas, también conocidas como gallinas de patio. Estas aves, muy comunes en los países latinoamericanos y de gran variedad, tienen sus rasgos característicos. Aprende sobre ellas, sus cuidados y criterios de elección.

Galinas Criollas 1

Razas de gallinas criollas

Las criollas, son un tipo de gallina rústica, que tienen su origen en la mezcla entre diferentes razas de la especie gallinácea, similares a los faisanes, según la clasificación científica. Esos cruces son producto de la domesticación, iniciada hace más de 3000 años, contexto en el cual han confluido diferentes estirpes y han generado todas las variedades existentes en los espacios donde coexisten con los humanos.

Lo cierto es que todas derivan de la especie de faisán silvestre conocida como gallo bankiva, científicamente llamada Gallus gallus ssp), proveniente de países asiáticos (China, India, Java y otros), donde todavía se encuentran, aunque está en peligro de extinción.

Estas gallinas se clasifican de acuerdo al propósito para el que son utilizadas en el ámbito doméstico. Se diferencian:

  • las ponedoras de huevo,
  • las productoras de carne,
  • las doble propósito (que proporcionan huevos y carne,
  • las mejoradas (producto de cruces entre criollas y otras razas puras para hacer más eficiente su producción de carne y/o huevos) y
  • las que se definen propiamente como criollas o de patio.

Se encuentran sub-clasificadas según su lugar de origen:

  • americanas
  • mediterráneas
  • inglesas
  • francesas
  • asiáticas
  • polacas
  • belgas
  • Entre otras…

Dentro de esas clasificaciones, son muy numerosas las razas y variedades desarrolladas en diversos países y localidades, alcanzando más de un centenar, y continúan proliferando debido a los cruces que hacen los criadores para producir mejores cepas, según el uso que desean darles, contando, además de la producción para el consumo alimenticios, las variedades destinadas para combate o pelea y las que son de tipo ornamental, de exhibición.

Las mejores razas de gallinas criollas

Las gallinas criollas de razas más destacadas, son las que tienen origen asiático: cornih o cornisa, cochin y Langshan. Son de gran tamaño y peso, resultando de gran valor comercial.

A partir de ellas se han derivado las variantes americanas y europeas que luego son destinadas a la producción de carne y/o huevos. Recuerda que en asia està su cuna.

Las de origen británico y francés tienen una carne muy valorada, que compite con la carne de caza en ciertos contextos, mientras que las belgas (Campines) son buenas ponedoras.

Pero las reconocidas como las mejores gallinas criollas son las mediterráneas, especialmente porque son las más proliferas gallinas de postura. Entre ellas cuentan las siguientes:

  • Leghorn
  • Andaluza
  • Ancona
  • Menorca

Estas gallinas son muy cotizadas, especialmente la Leghorn blanca, es la de más importancia en el mundo como productora de huevos, ya que lo hace de 12 a 14 meses continuos, durante su primer periodo como ponedora. De esta raza es que derivan la gran mayoría de las gallinas de postura extendidas en el mundo contemporáneo.

La Menorca es la de mayor tamaño, mientras que las demás son pequeñas, pero todas muy útiles para obtener huevos.

Lo mejor es que estas aves es que consumen poco alimento, siendo más rentables que otras para la producción. Otra ventaja es que comienza poner huevos desde temprana edad y pasan poco tiempo empollando, por su bajo instinto materno.

Galinas Criollas 2

Cómo criar gallinas criollas

En Latinoamérica, suelen ser criadas en espacios domésticos, en los patios de las viviendas rurales, en granjas y campos y en zonas periurbanas, en condiciones de manejo extensivo. En los países estacionales requieren de mayor cuidado según los cambios climáticos anuales.

Son de fácil cuidado, pues con tener un espacio donde ellas se puedan desenvolver libremente, donde consigan lombrices de tierra, semillas, granos, frutos caídos de los árboles, gusanos, caracoles y algunos insectos, además de contar con algo de maíz y hasta restos de comida casera, se desarrollan saludables.

Como ya mencionamos, pueden ser utilizadas con doble propósito: para la producción de huevos y carne, pero dependiendo de cuál variedad se elija serán de producción modesta, solo son para consumo en el espacio doméstico, o podrán usarse para fines comerciales.

Les basta con una temperatura equilibrada entre aridez y humedad. Si necesitan tener un espacio de descanso apropiado, que les proporcione seguridad y tranquilidad, lejos de peligros como depredadores. Ramas bajas de los árboles, palos o perchas son ideales para que estas aves se encaramen y duerman.

CONTENIDO RELACIONADO
[elementor-template id="804"]

Deja un comentario