Gallinas de Huevos Azules

Las gallinas de huevos azules, gallinas Mapuche, gallina araucana, gallina ameraucana, o gallina de los huevos de Pascua, son unos exóticos ejemplares, originarios de Latinoamérica, de una región ubicada hacia el sur, en Chile, en los territorios ancestrales del Pueblo indígena Mapuche.

Pero, ¿Cómo se supone que sus huevos son de color azul? ¿Son una misma raza o variadas? Aquí te daremos detalles sobre estas y otras curiosidades respecto a estas aves.

Gallinas de Huevos Azules 1

Las gallinas de huevos azules: Su verdadero origen

Salvador Castelló, profesor de la Real Academia de Avicultura de España, quien las conoció a principios del siglo XX, resaltó en sus descripciones las tonalidades de los huevos de estas gallinas, diciendo que eran en colores verdosos, celeste, y rosado -razón por la cual se les denomina también gallinas de los huevos de Pascua-, y les otorgó el nombre científico Gallus inauris.

Este investigador había sugerido que eran producto de una combinación, realizada en tiempos prehispánicos, por los antiguos Mapuches, entre la gallina kollonka y la gallina ketro.

Años después, se conoció que las gallinas llamadas Mapuche eran producto de los cruzamientos que llevó a cabo un veterinario, Rubén Bustos en su granja en Valapariso (Chile). Este expresó en un escrito que las mismas provenían de la selva de Araucania.

Desde los años 20 y 30 del siglo pasado, fueron llevados ejemplares a Norte América y Europa, donde son criadas desde ese momento por la peculiaridad de sus posturas.

Gallinas de Huevos Azules 2

Otro dato curioso es que en el año 2007, fueron hallados huesos de pollos en un sitio arqueológico al sur de chile, El Arenal, que le dieron fuerza a una idea que fue motivo de controversias por años: se trata de la hipótesis sobre el origen polinésico de la gallina Mapuche, que llegó a las tierras suramericanas antes de las conquista española, con las primeras oleadas migratorias que tuvieron lugar desde los territorios asiáticos hasta los del continente americano, al menos medio siglo antes del contacto conocido en la historia escrita.

Qué gallinas ponen huevos azules

Como ya mencionamos, las gallinas de huevos azules, son producto de la mezcla genética de las gallinas kollonka y las gallinas ketro.

La primera, se reconoce por no tener cola y poner huevos azules o verdosos. Las segundas, también ponedoras de huevos de esas tonalidades eventualmente, tienen aretes o tufos de plumas a los lados de su cabeza, que se forman desde un pedúnculo de piel hasta la salida del canal auditivo. Estas si poseen cola.

Esas características son `precisamente las que hoy reúnen las gallinas Mapuches, y que comparte en mayor o menor medida con sus parientes, la gallina de isla de Pascua y la gallina que se consigue en la región araucana, que no es más que la ya mencionada kollonka de aretes. También con la llamada gallina Ameraucana, desarrollada en los EEUU en los años 70 a partir de la variedad Araucana, siendo su nombre un juego de palabras entre “Araucana” y “Americana”.

Características de las gallinas de huevos azules

Las gallinas que ponen huevos azules se caracterizan por sus ojos rojizos, pequeñas carnosidades a los lados de su cabeza, cerca de los oídos, que parecen pendientes o penachos, y no poseen cola.

Son ejemplares pequeños de no más de 2,7 kg. Su plumaje puede variar entre: barrado blanco y negro, barrado con rojo y negro y completamente negro. En ocasiones son de plumas azul pizarra y blanco salpicado con negro.

La cantidad de huevos que ponen dependen de cuál variedad sea. Recordemos que al ser producto de cruces controlados, la intervención humana hace de las suyas para lograr que las gallinas sean más productivas.

Por ejemplo, las ameraucanas pueden poner 250 huevos anualmente, logrando empollar desde los 5 ó 6 meses de edad.

¿Por qué son azules sus huevos?

Son azules porque estas gallinas producen una enzima y que transforma su hemoglobina en biliverdina, que es un pigmento entre azul y verdoso que termina concentrándose en la cascara de sus huevos durante su formación.

¿Y sobre el colesterol?

Durante años se aseguró esto para su comercialización, pero hoy en día los estudios han comprobado que no es cierto. Lo que si se ha comprobado es que su cascara gruesa les hace más duraderos gracias a su conservación de humedad que retrasa su envejecimiento. Otro dato interesante es que son ricos en carotenos y en contenido proteico.

CONTENIDO RELACIONADO
[elementor-template id="804"]